Ir al contenido principal

El amor y la promiscuidad


El amor y el sexo son cosas diferentes que, si bien van
de la mano, no son dependientes el uno del otro. Aunque para ser más específicos, el sexo no depende del amor, pero el amor si del sexo. A los sentimentales les parecerá ofensiva esta comparación pero es una realidad evidente.

Por ejemplo. Uno puede llegar a amar a una persona con al que comenzó una relación netamente sexual y esto en gran parte se debe al sexo que podemos tener con esa persona. En una relación de este tipo es muy fácil comenzar a sentir cosas por la otra persona si en realidad nos sentimos sexualmente satisfechos con ella. Sin embargo, resulta sumamente difícil por no decir imposible, que podamos enamorarnos o mantenernos enamorados de una persona con la que no tengamos química sexual.

Esto se debe a que el sexo es una necesidad biológica, es algo que necesitamos para estar bien física y mentalmente, de modo que sea quien sea nuestra pareja o de quien estemos enamorados, tiene que saber satisfacer esas necesidades biológicas o de lo contrario no va a terminar de enamorarnos ya que nunca estaremos completamente cómodos con ella.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Cómo elegimos a nuestras parejas?

A pesar de que muchas veces decimos cosas como que el amor es ciego el porno gratis no lo es, hay algunos factores que nos indican que puede que haya algo que le funcione como guía. Es indiscutible que hay ciertos factores sociales, espirituales y personales que inciden en la persona que elegimos como nuestra pareja. Los científicos han descubierto principalmente dos formas de selectividad que todos aplicamos inconscientemente al momento de elegir a nuestras parejas.


1) Selectividad genética: se conoce como selectividad genética aquella que responde a un instinto natural de todas las especies del planeta. No debemos olvidarnos que seguimos siendo animales y por lo tanto respondemos a ciertos instintos. En el caso de la selectividad genética se da cuando nuestro cerebro busca en nuestra pareja ciertos rasgos que nos indiquen que nuestros hijos con esa persona serán sanos, fuertes.
Nuestras colegialas son las más putitas que te puedas imaginar ademas tenemos muchas maduras que saben muy b…